Skip to main content

El reciente proyecto de una importante empresa minera

Explotará un yacimiento de oro y plata en las inmediaciones de la comunidad de San Agustín Tetlama en el municipio de Temixco en Morelos.

Sin duda, implica una transformación social y económica sumamente favorable para miles de personas; porque generará múltiples empleos nuevos y brindará una mejor calidad de vida para gran parte de esta comunidad.

A pesar de todos estos beneficios, no hay que perder de vista los grandes retos que conlleva realizar un nuevo proyecto de estas magnitudes: que las autoridades avalan el proyecto y otorguen los permisos necesarios; que se cumpla con las disposiciones ambientales para evitar la contaminación de fuentes de agua y ecosistemas existentes; que se importe y llegue en tiempo y forma toda la maquinaria y equipo adecuado a la topografía para iniciar con la extracción programada de minerales; entre mil retos más. Y precisamente uno de ellos que se vuelve esencial para esta actividad industrial, corresponde a la seguridad de la mina.

Seguridad Minera 

Cuando se instala una mina nueva, más en México, la seguridad no puede tomarse a la ligera. Y tampoco puede copiarse el mismo formato y protocolos existentes de otras minas con las que se haya trabajado; pues la comunidad, la delincuencia, el tipo de material que se va a extraer y las circunstancias de cada comunidad son distintas.

La comunidad tiene una actividad económica principal y un par secundarias, el estado atraviesa por diversas problemáticas sociales, temas geopolíticos.

La política de seguridad pública federal puede tener matices que a veces se agudizan dependiendo del partido local en turno; existen usos y costumbres locales; las autopistas y vías de acceso son rurales o suburbanas con múltiples complejidades de tránsito; los grupos criminales se especializan en algunas actividades ilícitas o hay luchas de poder entre diversos cárteles.

Seguridad Privada Especializada 

Por lo que, la seguridad privada tiene que realizar un trabajo de entendimiento profundo y un análisis completo de todos estos factores para garantizar el buen funcionamiento de la mina.

Y también, asegurar la seguridad de todos sus colaboradores y proveedores; adaptándose siempre a la idiosincrasia de la comunidad.

Además de este análisis, se requieren mecanismos que garanticen la seguridad en una extensión sumamente grande, como la utilización de modernos sistemas de videovigilancia con cámaras infrarrojas, de visión nocturna. Así como, detectores avanzados de intrusión, sistemas de geolocalización y barreras tecnológicas para control de accesos en el área principal y en cada una de las oficinas o áreas sensibles circundantes de la mina.

Los técnicos en seguridad deben estar especializados y cubrir un perfil muy específico. Son seleccionados de manera rigurosa, cumplen programas de trabajo balanceados para regresar con sus familias cada cierto tiempo y se verifica que su lugar de procedencia sea distinto de la región asignada para para disminuir la posibilidad de crear vínculos con las mafias locales.

Definitivamente, brindar seguridad privada de calidad a un proyecto de esta magnitud no es una tarea fácil, pero compañías de seguridad privada como Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial®  que llevan más de 35 años brindando tranquilidad al sector minero en México, sí que lo hacen parecer sencillo, a pesar de todos los retos y complejidades que acabamos de mencionar.

Fuente: Energy and commerce 

También te podría interesar: ¿Seguridad Privada o Policía Minera? cuál es mejor para proteger las minas

 

Deja tu comentario