Skip to main content

Cuando se percibe que un grupo de guardias de seguridad privada custodia a una persona, se asume que se trata de alguien importante. Los riesgos que corren normalmente provienen del dinero o de la información que se puede obtener de ellos, sin embargo, atentar contra ellos no es viable; dado que, por lo general, cuentan con un resguardo de muy alto nivel.

El conocimiento es poder, y en la actualidad la información es sensible, en las manos equivocadas o de un delincuente, sería útil para sacar ventaja y crear caos. Por ejemplo, el sitio web de las empresas, en ocasiones, es un activo valioso; y, en caso de que se extorsiona al gerente de sistemas, se tendría acceso a sus páginas.

Algo similar sucede con los gerentes y asistentes que, generalmente, están al tanto de la vida privada de los altos ejecutivos.

El peligro a la orden del día

Los Ejecutivos, usualmente, no disponen de protección personal; puesto que, en la mayoría de los casos, no conocen los peligros que pueden correr. Con solo retener el celular o cualquier otro dispositivo de acceso a la información privada que manejan a diario, se hace posible ocasionar graves daños no solo a la compañía; sino también, al dueño de los datos robados o manipulados y al individuo que los proporciona.

Una manera de evitar este tipo de percances es concientizando al personal sobre los peligros a los que podría estar expuesto e indicando cómo protegerse para no exponerse a ser un blanco fácil.

También se debería coordinar a los equipos de seguridad, tanto públicos como privados, para planificar las soluciones a las posibles contingencias que pudieran surgir.

Los delincuentes logran estar en cualquier parte e, incluso, podrían no parecerlo. Esto ocurre con frecuencia con las pymes, pequeñas y medianas empresas, bien sea por el número de empleados que tienen, el valor de su patrimonio o sus ingresos. En las mismas, también puede correr ciertos riesgos el dueño de la empresa; pero, comúnmente, su principal problema son los robos hormiga.

Problemas pequeños que pueden hacerse mayores

El robo hormiga es el hurto en los negocios. Muchas empresas no los toman en serio ni les dan importancia, porque los ladrones suelen atacar artículos no muy valiosos o sustraerlos en muy pocas cantidades.

Pero, la realidad es que, conforme pasa el tiempo y continúa ocurriendo este tipo de percances, la pérdida se acumula. Así, se llega a notar la magnitud real de la merma y del déficit económico generado, lo que obliga a resolver la situación a la máxima brevedad posible.

En este modelo de hurto, se les denomina farderos a las personas que entran a las tiendas a robar evitando ser descubiertos; para ello, ocultan la mercancía junto con sus pertenencias o por debajo de su ropa, y así se apresuran a salir del establecimiento sin pagar. Tales conductas obligan a los negocios a incrementar sus precios para reponer la pérdida, lo cual no es bueno para nadie.

La razón es que los consumidores buscarán otras opciones más económicas y los propietarios obtendrán menos ganancias.

Desde el operador de la caja y el despachador de los productos hasta quien barre el frente del local pueden ser utilizados para ingresar al lugar y cometer fechorías en una empresa; además, el dueño, asistentes, ejecutivos y gerentes, pueden ser fichas valiosas.

El impacto de todos los que hacen vida en una organización, al momento de un hurto o un atentado, puede ser muy grande; dependiendo de cómo se maneje la situación.

Soluciones efectivas

Para evitar problemas, es esencial proteger los bienes y a las personas involucradas en el manejo de las actividades claves para el desarrollo de la compañía. Elimina el riesgo, contratando los servicios de un cuerpo de resguardo profesional, como el de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial®, que se encargará de mantener todo de la mejor manera posible y siempre bajo control.

Los guardias de seguridad privada de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial®, son un factor clave para proteger y salvaguardar la integridad de quienes contratan los servicios, gracias al constante aprendizaje y la capacitación que permite que se desarrollen ampliamente en el sector, que brinda excelencia en todos y cada uno de sus servicios.

También te podría interesar:

Alta tecnología, recursos humanos y analítica para asegurar las operaciones de tus negocios.

Deja tu comentario